¿Cómo la estrategia digital puede impulsar al marketing digital?

estrategia digital

La estrategia digital se basa en todo un conjunto de acciones que tienen por objetivo el alcanzar las metas que te traces por medio del marketing en línea. La terminología “estrategia” se puede tornar algo intimidante, pero desarrollar una Estrategia digital efectiva no tiene la necesidad de verse como algo complicado.

Bajo unos términos más sencillos, una estrategia se refiere básicamente a planes de acción que permitan alcanzar uno o múltiples objetivos. Un ejemplo podría ser que para este año quieras generar un 15% más de leads a través de tu página web, en comparación a los que generaste el pasado año. Vamos más despacio.

La mínima expresión de una estrategia digital

Es una planificación de múltiples pasos a fin de alcanzar los objetivos a través de medios online. Entre todo ello se conservan aspectos como la difusión de material y su creación en páginas web y redes sociales. Aunque también se incluyen blogs, correos electrónicos y muchos otros instrumentos más.

Bajo un ambiente digital en continua evolución y desarrollo, el éxito de los negocios habitualmente depende de qué hagas o dejes de hacer, para la promoción de tu emprendimiento en Internet.

Debido a todo lo que el marketing digital abarca, desde SEO, analíticas, marketing de contenidos, entre otros, puede llegar a ser abrumador el decidir por dónde iniciar y, más importante, escoger qué va a repercutir más en la empresa. Es por ello que, para que el marketing digital sea efectivo, necesitarás de una buena estrategia y planificación, partiendo de fundamentos estudiados como estudios de mercados, análisis de competencias, entre otros.

Según las dimensiones de la empresa, la planificación a ejecutar incluirá múltiples metas y diversos elementos. Pero analizar tu estrategia como algo simple va a ayudarte a mantener el camino para que logres tus metas mucho más fácil.

No obstante, a pesar de la simplificación que le hemos atribuido al término, no cabe la menor duda de que iniciar puede ser lo más complejo del proceso. Es por ello que resumimos a lo más mínimo los mejores consejos que te van a ayudar a desarrollar tu estrategia digital. Además de que te va a permitir ubicar a tu empresa sobre el cauce correcto dentro del mundo digital.

¿Qué son las campañas de marketing digital?

Es algo habitual que se llegue a confundir esta herramienta con campañas de marketing digital. Por este motivo es vital conocer cuáles son sus diferencias.

Como explicamos anteriormente, la estrategia será el conjunto de acciones que efectúes y que permitan alcanzar tus objetivos principales basándonos en el marketing. Las campañas de marketing digital en este caso, figuran como acciones o componentes fundamentales para desarrollar la planificación ideada.

Un ejemplo bastante claro sería que, podrías lanzar tu campaña compartiendo cierta cantidad de contenido de la mejor calidad en plataformas sociales como Twitter. Esto con la finalidad de producir un mayor número de leads por medio de este canal tan transitado. Tal campaña formaría parte de tus acciones para poder producir una cifra mucho mayor de leads.

Es de gran relevancia el destacar que, incluso si este tipo de campañas se extienden por largos periodos, esto no las convierten en estrategias, debido a que siguen identificándose como tácticas que van en sintonía con otras campañas impulsadas por otros medios que estructuran la planificación como tal.

Principales acciones que desarrollarán tu estrategia digital

Ahora que ya sabes cuáles son los principales aspectos en los que se basan las estrategias digitales y ciertas aplicaciones, aquí van algunos plus. Acciones que van a incrementar su desarrollo y que podrás personalizar según tus gustos y objetivos.

  • Desarrolla a los usuarios identificados como buyers.
  • Identifica cuáles son tus objetivos y qué herramientas digitales serán necesarias para alcanzarlos.
  • Evalúa los medios y materiales digitales que se encuentran a tu disposición en la actualidad.
  • Realiza una auditoría y planifica qué medios utilizar y cómo, tomando en consideración los propios, los que hayas obtenido y aquellos que requerían de una inversión habitual.
  • Tiende a unificar todas tus acciones para evaluar los resultados en diferentes periodos de tiempo.