El buffet, un imprescindible en los eventos de empresas.

Buffet.

El catering se ha convertido en un elemento imprescindible en las reuniones y eventos que organizan las empresas. Dentro de ellos, el buffet es una de las opciones más interesantes. Veamos qué ventajas ofrecen y algunas alternativas novedosas para llevarlas a cabo.

Los eventos que realizan las empresas se hacen con objetivos. Aunque tienen un tono distendido y, en cierto modo, lúdico, no es para nada una oportunidad para reunir a la plantilla. Su razón de ser es otra. Puede ser unir a los trabajadores en torno a los retos que va a enfrentar la empresa, vender nuevos productos a los clientes o introducir a la plantilla en nuevos procedimientos o sistemas tecnológicos.

En estos eventos, cada detalle refuerza el objetivo principal. Por eso hay que cuidar cada aspecto de la reunión. Si la empresa desea ilusionar a sus trabajadores con una nueva campaña que va a llevar a cabo, que los asistentes al evento estén bien atendidos, influye positivamente en la motivación. En esa atención se incluye el servicio de cáterin.

El magazine Evento Plus nos cuenta como el año pasado la multinacional Nestlé ocupó un hotel céntrico de Barcelona para realizar su reunión anual de ventas, después de hacerlo los últimos tres años de forma telemática. La idea era que los comerciales se vieran las caras, crear la sensación de una gran familia y motivarlos para hacer crecer las ventas durante el próximo año.

Cuenta la revista que, durante los dos días que duró la reunión, todo estaba guionizado. La idea era convertir el hotel en la casa Nestlé y dar la bienvenida a los comerciales como si fueran los hijos pródigos que vuelven al hogar.

Un aspecto importante fue la comida. En la que los asistentes tomaban productos de la compañía en un buffet con diferentes preparaciones. Una forma de conocer el género y de motivarlos para su distribución.

Este es el ejemplo de una multinacional de la alimentación, pero la importancia del bufete se puede extrapolar a cualquier tipo de empresa, con independencia de su tamaño y de su sector.

Eventos de empresa en los que se contratan cáterin.

Cuenta Ernesto, encargado de una empresa de eventos, a la revista digital Vice, que las empresas pueden llegar a ser bastante exigentes en cuanto al catering que quieren para sus reuniones. Esto pone de manifiesto lo importante que es este servicio para ellas.

Pueden, por ejemplo, exigir la presencia de un cocinero con estrella Michelin. En estos eventos, la empresa quiere hacer ostentación de su poderío, para que clientes o trabajadores sientan que forman parte de una compañía importante.

Los organizadores deben tener mucho cuidado con lo que se sirve. Basta con que alguien caiga enfermo para que le echen la culpa a la comida. En una ocasión, cuenta Ernesto, tuvieron que tirar una tarta entera elaborada por un pastelero famoso porque contenía trazas de cacahuete.

Para que nos hagamos una idea. Estos son algunos tipos de eventos para los que se suele contratar un buffet:

  • Reuniones corporativas. Son reuniones internas en las que se discuten estrategias, objetivos y progresos de la empresa. El buffet permite alimentar a los asistentes sin interrumpir el ritmo de la reunión.
  • Conferencias y seminarios. Son actos informativos que organiza la empresa para sus empleados, clientes o socios. El catering ofrece un tentempié y un espacio de relajación durante las pausas que permite el evento.
  • Lanzamientos de productos. Para empresas de alimentación, como hemos visto antes con Nestlé, estos bufetes suponen una oportunidad estupenda para dar a conocer los nuevos productos de una manera diferente. En otro tipo de productos o servicios, el cáterin que sigue a la presentación crea el ambiente de interacción adecuado en el que los asistentes fraguan relaciones comerciales o de colaboración.
  • Cenas de empresa. Los bufetes son unas de las opciones escogidas por algunas empresas para realizar las cenas y comidas de empresa que se organizan tradicionalmente, como las de Navidad. Esta alternativa permite realizar el acto en las instalaciones de la empresa o en un espacio especial escogido para la ocasión.
  • Jornadas de puertas abiertas. Este es otro tipo de evento para el cual se suele contratar este servicio. La empresa abre sus instalaciones a clientes potenciales, socios comerciales o público en general. Agasajar a los asistentes con un buffet al terminar la visita potencia el carácter hospitalario de la empresa.
  • Formaciones y cursillos. A menudo, los cursos de formación y reciclaje que ofrecen las empresas a sus empleados suelen efectuarse de forma concentrada para afectar lo menos posible al horario laboral. Disponer de un buffet a mitad de la formación facilita la logística del evento, permitiendo a los trabajadores elegir la alimentación según su preferencia.
  • Aniversarios y celebraciones de empresa. Organizar una fiesta para conmemorar hitos importantes de la empresa, como puede ser su fundación, la inauguración de una nueva sucursal o para festejar que se han superado los objetivos previstos, potencia la identificación y la sensación de pertenencia de la plantilla respecto a la empresa. El bufete, como ninguna otra modalidad de catering, refuerza ese ambiente festivo.

Ventajas del buffet en los eventos de empresa.

Existen diferentes tipos de cáterin; sin embargo, parece que el buffet es el más contratado por las empresas para los eventos señalados. Estas son algunas ventajas que ofrecen para organizadores y asistentes:

  1. Variedad de opciones. Una de las ventajas que ofrece los buffets es que permite servir una amplia variedad de platos, en el que los comensales escogen aquel que más les gusta. Al mismo tiempo, puede servir opciones adecuadas a las necesidades dietéticas de ciertos asistentes, sin alterar la presentación general. Como puede ser opción vegana o platos adaptados a personas con intolerancias alimentarias.
  2. Interacción social. Los buffets permiten a los asistentes moverse libremente por el recinto y servirse ellos mismos. Esto fomenta la interacción social y crea un ambiente distendido en el que se puede conversar con otros asistentes.
  3. Flexibilidad del servicio. Los buffets pueden adaptarse a diferentes horarios y ritmos del evento, permitiendo a los asistentes comer cuando lo deseen. Proporcionan una mayor flexibilidad y comodidad que por ejemplo una comida servida en caliente a determinada hora.
  4. Una opción económica. Esta opción suele ser más económica que los servicios de catering a mesa puesta, donde cada plato se sirve individualmente. Algo que interesa a los organizadores para abaratar costes.
  5. Reducción de desperdicio de comida. Se ha demostrado que los bufetes minimizan el desperdicio de comida sobrante respecto a otros tipos catering, como puede ser el menú fijo o el cáterin a la carta. Donde a veces quedan platos sin tocar.
  6. Rapidez y eficiencia. Cuando se monta un bufet se reducen los tiempos de espera para que el comensal coma cuando quiera. No tiene que esperarse a que el plato se lo lleven a la mesa. Esta es una característica interesante para aquellos eventos que van justos de tiempo.

El bufete temático, una opción atractiva.

Mamen Cascón, directora de Catering de Lisi, una empresa que lleva prestando servicios de catering en Madrid desde hace 10 años a empresas y particulares, nos comenta que una de las opciones que más se está popularizando en los eventos de empresa son los bufetes temáticos. Un bufete que se centra en un tema concreto y que suele despertar la simpatía de los asistentes.

Así, por ejemplo, se puede servir un bufete italiano. En el que se ofrecen pastas, pizzas, ensaladas. Con diferentes salsas y aderezos para que cada asistente pueda personalizar la comida a su gusto.

La comida asiática es otra de las opciones gastronómicas que más simpatía despierta entre la población. Exhibir toda una barra con diferentes tipos de sushi, niguris y sashimis y que cada comensal se sirva a su gusto es una garantía de éxito. Sobre todo si la mayor parte de los invitados son gente joven. Lo bueno, que tiene esta modalidad, es que al servirse frío, si se conservan los alimentos en condiciones adecuadas, se pueden tomar en cualquier momento.

Un bufete temático importado de Estados Unidos que está teniendo bastante aceptación son las barbacoas. Un bufete idóneo si se sirve al aire libre. Con toda una gama de verduras frescas cortadas, cada persona puede prepararse una ensalada a su gusto, al tiempo que solicita en la barbacoa o en la parrilla que le preparen una hamburguesa o que le asen unas costillas.

También la comida tradicional española tiene su espacio en los buffets temáticos. Un bufete de arroces suele agradar a todos los asistentes. Preparando para ello varios tipos de paella o arroces melosos, donde cada persona se sirve lo que más le gusta.

Como nos dice Mamen, en los buffets temáticos también se deben atender las diferentes preferencias y opciones alimenticias. Preparando una alternativa vegana y respetando las posibles alergias o intolerancias alimentarias que pudieran aparecer.

Como vemos, el catering es una parte importante de la logística en un evento de empresa. Tanto como el salón de reuniones o como prever el alojamiento en caso de que los asistentes se tengan que desplazar.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest